Poetas italianas actuales 2: Laura Pugno

 

 

Foto de Elio Mazzacane.

Foto de Elio Mazzacane.

 

 

 

Laura Pugno ha publicado cinco novelas: La chica salvaje (Marsilio, 2016), La caza, (Ponte alle Grazie, 2012), Antártida (Minimum fax, 2009), Cuando vengas (Minimum fax, 2011) y Sirenas (Einaudi, 2007); y el volumen de relatos Sleepwalking (Sironi, 2002). Como poeta destacamos Nácar (Huerga y Fierro, 2016, edición bilingüe), Blanco (Nottetempo, 2016), La mente paisaje (Perrone, 2010) y El color oro (Le Lettere, 2007). Ha sido incluida en numerosas antologías, como Nuevos poetas italianos 6 (Einaudi, 2012). Codirige la colección I domani de la editorial Aragno. Ha recibido el Premio Dedalus, el Frignano y el Libro del Mare. El poema que publicamos pertenece al libro inédito home. www.laurapugno.it

ENTANGLEMENT

El cuerpo tiene una gran importancia en mi poesía actual, donde es lo mismo que la mente. Cuerpo y mente coinciden, formando una unidad. Mi cuerpo, el vuestro. Esta postura se ha ido precisando paulatinamente de libro en libro, sin ser tan nítida en mis primeros textos, pero hoy es bien clara y visible, sobre todo en los poemas que estoy escribiendo últimamente.

Esta coincidencia de cuerpo y mente conlleva (y es parte de) una relación con el mundo en el que se está en contacto. Hay conflicto –el cuerpo puede sufrir y ser herido, envejece…– pero también hay contemporaneidad y copresencia. Entre los cuerpos, y con el cuerpo de la naturaleza, la grandeza del mundo.

En cierto sentido, esto es una postura poética, la difusión por las vías del lenguaje -que tienen sus misterios- de la figura del entanglement, la recíproca e instantánea modificación a distancia de dos partículas de luz; o es hermoso pensar que así sea, pensar en un cuerpo iluminado.

Porque vivimos en un mundo en el que los principios de la naturaleza –o al menos así nos lo dice la ciencia– se han revelado completamente distintos a cómo pensábamos que eran, e incluso podría llegar a pensarse que se han modificado y que se puede transitar por principios nuevos. La poesía no traduce, naturalmente, todo esto en palabras, sino que se crea con conciencia en un mundo que hoy percibimos en pleno cambio.

 

 

 

 ***

 

 

 

 

 

1.

 

reconocerás tu casa

deshecha entre los árboles

la cama en la madera del olivo,

el resto

profundamente en el bosque

 

restos de vestidos blancos

entre las ramas

 

de pronto, brotes de verde, azul

verdosos como el agua

 

sobre todo lo que ha sido destruido

sobre todo lo que ha sido destruido el esplendor

 

 

 

2.

 

es un bosque de olivos

se enmaraña

la presencia de plata, algo

se aterciopela y cubre,

 

cubre el mundo

guarda, guardad

silencio, los que vinisteis a hablar

 

 

 

3.

 

las hojas cubrirán

rápido los cuerpos, zorro

muerto tiempo veloz

que se hace verano a verano

 

sólo sabe ser el sol potencia,

fuerza única

 

 

 

4.

 

olivos y olivos salvajes,

desadomesticándose siglo

a siglo

hasta negar a la madera clara,

 

área de sombra

forjando otra vez más el cuerpo

hacia lo salvaje, la palabra

 

guardada en la boca hasta el dolor

 

 

 

5.

 

poco a poco se deshace

el cuerpo en el verano

indomesticado,

aclararse, clarear,

nuevas sombras en la lejanía

que también tú conservas, para ti,

como último escudo

 

y sin embargo estamos y estaremos

siempre echando a andar

 

 

 

6.

 

todo esto habrá de perderse y no será dolor,

no mal del cuerpo, de la mente

disuelta por el cuerpo,

 

que a veces se concentra en los riñones,

o abajo, se abre sitio por los gemelos

 

la mente se hace aliento, pues cambió de forma

 

 

 

7.

 

cada tanto, dicen, puedes parar,

aprenderás

lo que es el paisaje que aún crees verdadero,

 

son las cosas y los cuerpos,

y aún más los cuerpos en que crees…

 

cierra los ojos,

hay una porción de jardín, de huerto

a veces,

 

los ojos completamente negros

 

 

 

8.

 

en cualquier lugar,

verde y verde gema,

el volver

sobre tus pasos en el mundo,

cumplido cual maravilla, destrucción

 

y dar tiempo

a este pensar con el peso del cuerpo,

la mente

como un lamparón de agua que se ahoga

 

 

 

***

 

 

 

 

 

 

 

 

ritroverai la tua casa

sparsa tra gli alberi

il letto nel legno di ulivo,

il resto

così profondamente nel bosco

 

stracci di abiti bianchi

tra i rami

 

improvvisamente, germogli di verde, verdeazzurro

come acqua

 

sopra quanto è distrutto

sopra quando è distrutto lo splendore –

 

 

 

2.

 

è un bosco di ulivi

s’aggroviglia

la presenza d’argento, qualcosa

è velluto e copre,

 

copre il mondo

stai, state

in silenzio, i venuti a parlare

 

 

 

3.

 

le foglie copriranno

rapidi i corpi, volpe

morta tempo velocissimo

che si fa estate e estate

 

solo sa esserci il sole come potenza,

come unica forza

 

 

 

4.

 

ulivi e ulivi selvatici,

disaddomesticandosi secolo

dopo secolo

fino a negare il legno chiaro,

 

l’area d’ombra

temperando un’altra volta il corpo

verso il selvaggio, la parola

 

tenuta in bocca fino a fare male

 

 

 

5.

 

a poco a poco si scioglie

il corpo nell’estate

indomesticata,

il chiarirsi, schiarire,

le nuove ombre nella lontananza

che anche tu tieni, per te,

come ultimo scudo

 

eppure siamo e sempre saremo nel muoverci –

 

 

 

6.

 

tutto questo sarà perduto e non un dolore,

non un male nel corpo, della mente

sparsa nel corpo,

 

che a volte si concentra nelle reni,

o in basso, cerca il passo nei polpacci

 

la mente diventata fiato, che ha mutato forma

 

 

 

7.

 

di tanto in tanto, dicono, puoi fermarti,

imparerai,

cos’è il paesaggio che ancora credi vero,

 

sono le cose e i corpi,

e più ancora i corpi in cui credi –

 

chiudi gli occhi,

c’è un quadrato di giardino, d’orto

a volte,

 

gli occhi completamente neri

 

 

 

8.

 

sarà ovunque,

verde e verde gemmato,

il ritornare

sui tuoi passi nel mondo,

compiuto come meraviglia, distruzione

 

e dare tempo

a questo pensare col peso del corpo,

la mente

come una chiazza d’acqua che s’allaga

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *