Poemas de Laura Márquez Bono

11050949_447597552062264_1457437048_n

 

I

Tengo a todas las aves volando en círculos

sobre mi cabeza pero tú aún

no has girado hacia el cielo pero tú aún

no has recogido las semillas de mi vientre y has visto

que sigo aquí a tu lado como aquel

ciervo que huele la muerte en su madre pero

todavía mama de la leche caliente pero todavía

bala sobre el musgo que poco a poco

lo viste de niebla y yo entorno mis ojos hacia las aves

y deseo no tener manos ni dedos para así

poder acariciarte el alma.

 

 

II

Madre, permite mi vuelta al vientre,

ver tus ojos de cristal donde no quede

sol ni ahora.

Siento un gran escozor en mi vida

como recuerdo del amor huérfano

hacia el cuerpo y su sangre.

Madre, madre, gira tu cielo hacia mí,

haz de mi muerte una explosión de flores

y borra mi existencia,

mi fuego y mi cielo,

mi yo acuático

que te desea justo antes del sueño.

Dime si esto que acuno entre mis brazos

es mi alma

o simplemente la inverosímil máscara

de la soledad.

 

 

III

Sentí esto mucho antes

lo recuerdo, el desgarro justo

en el centro de mi pecho

las manos vacías tendidas a lo largo

de la habitación, un hueco entre las paredes

y mi cuerpo

Está ahí bajo mis pies el sabor la profunda

zarpa que ahonda en mi cuerpo

sube hacia las vértebras se queda en silencio

toda la noche

acunándome como nunca antes alguien lo hizo

pero ya no está ya no está ya no está

lo marqué con mi sangre las marcas de sudor

el miedo de la infancia mis suspiros adolescentes

dónde está dónde

ya no cabe en este planeta mi llanto.

 

 

IV

 

Toda esta realidad será algún día destruida

por la misma carne que la dio a luz

nosotros moriremos entre una lluvia de lágrimas

lanzadas desde las torres que un día elevamos

para acercarnos a Dios

pregúntame cómo lo hicimos

cómo colocamos nuestros miedos por encima de la Poesía

cómo nos ocultamos frente al espejo

cómo esquivamos a los hombres caídos

nosotros no somos más que agua sucia

cientos de cubos llenos de recuerdos tangibles

podemos ser arrojados a los contenedores

ser arrojados al olvido y aún así actualizar nuestro muro de Facebook

miradme y decidme si es esto lo que esperabais al pronunciar futuro

toda esta realidad nos está dibujando cánceres

pero no nos importa

mañana devoraremos sin piedad un cordero y lo llamaremos África

pero no nos preguntaremos por su hambre

seremos aniquilados, creedme cuando os digo

que ninguno de nosotros conservará sus ojos para ver a sus hijos

ya les estamos arrancando la piel antes de nacer.

 


Laura Márquez Bono (Alcalá de Guadaíra, Sevilla). Del 95. Estudio un Doble grado en Ciencias Políticas y de la Administración y Sociología (Universidad Pablo de Olavide). Mis poemas han sido publicados en fanzines como Mala Digestión, en revistas como LeTour 1987 y he participado en eventos poéticos como Cosmoanónimos (en las ediciones de 2013 y 2014), estando mis poemas recogidos en dos antologías de dicho evento. Llevo varios blogs: http://solounascuantaspalabras.blogspot.com.es/ y   http://conversandoanteelespejo.tumblr.com/ Organizaré próximamente, junto a Pablo Alonso, un proyecto de poesía generacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *