Son Dones: Tana Simó

collage war2año2006

Collage war 2, 2006.

Me abre su casa a la vez que su universo. Me dice un par de veces que la fama, el ser reconocida y que hablen de ella le sabe solamente regular; que eso no lo aguantaría. Ella es una creadora de cajón, no de farándula. Ama y odia el arte a la vez. Lo ama como la manera de canalizar lo que ella es, sus luchas, miedos, dolores y risas. El odio es a todo lo que el arte rodea, el hacer contactos, intentar vender(se) y promocionar. Me abre su casa, donde me espera un bodegón precioso de fruta en una fuente. La fruta dice cómeme y ella no para de masticar muy fuerte uva por uva. Cuando tiene visita sale a por manzanas, plátanos, nueces y uvas. Y al preguntarle de dónde viene ese detalle de recibir con alimento, dice que en su casa, un hotelito que se baña en el mar de Peñíscola, había una sala con fruta para los huéspedes. El salón cargadito de plantas; su padre pasando eternidades cuidando el jardín. Somos de donde venimos, somos lo que nuestros ancestros fueron. Y ella es Tana Simó, que, aunque no le guste como suena, es una artista multidisciplinar. Tremendamente sensible, talentosa y con un algo especial.

bibliotekaaño2007-2

Biblioteca, 2007.

Nació el día en que Nixon y Mao se dieron la mano, en Peñíscola, el 21 de febrero de 1972. Su pueblo era una aldea por entonces. Quizá las ciudades de este país llevaban otro despertar, pero aquello, en esos años, era como un pueblito de Marruecos ahora. El mar es todo, se recuerda de peque sin salir del agua o jugándose la vida tirándose de las rocas. Valga la paradoja de que en un lugar tan conservador y alejado del mundo todo estaba permitido. Ahora son vallas, prohibiciones y normativas. El acontecimiento del año era en verano, cuando llegaban los franceses. Tana dice que recuerda sentir sus perfumes, llamarle la atención la ropa, las maneras de las mujeres. Su primera amiga a los tres años fue una holandesa, hablaban en el idioma de los niños, porque otro en común no había. Su familia de pescadores le traía del mar conchas, estrellas, caballitos y ella descalza en la arena hacía el agosto con el pueblo guiri. A los extranjeros les llamaba la atención, tanto como a ella los extranjeros. Cuenta que por octubre empezaban a llegar las fotos que les hacían los huéspedes en verano. Tirando de archivo cree que quizá su pasión por el arte viene de los bohemios que se instalaban en el hotelito. Los recuerda pintar en la playa o en la terraza de su casa. De hecho, años más tarde, recuerda mirar los cuadros que adornaban el hotel, y le explicaron que muchos de los artistas que allí se quedaban les obsequiaban con sus creaciones.

filosofia-reloadedaño2015-2

Filosofía, 2015.

Dice que el arte es un código, es un lenguaje, no es solamente recibir. Cuando empezó a formarse académicamente interiorizó las técnicas y claves, pero lo que en Peñíscola pasaba, en su infancia y juventud, fue recibir ideas y ganas de empezar a expresarse con los pinceles, lápices, recortes o con el material que fuese. Tana estaba obsesionada con las revistas. Al pueblo, por los turistas, llegaban una cantidad importante de otros países, puede que de ahí le venga su relación con el collage. Ella compró sus primeras pinturitas. El colegio arrancaba cualquier estímulo artístico de los niños pero, persistente, tenía claro a qué se quería dedicar. Dibujaba muñecas con obsesión, como Meninas. Si hubiese tenido opción a jugar con otra cosa que no fuese lo que para las niñas por imposición tenía que ser, quizá la historia hubiese sido diferente. A las nenas, muñecas y al hermano, ajedrez y monopoli. El machismo, aunque su padre era feminista, viene dado desde que se sale de las madres.

la casa que nos habita [aún sin existiraño2006

La casa que nos habita, 2006.

A Barcelona llegó en el 91. Imaginaba mi ciudad como una ola de grillos, con tropecientas cosas que hacer, una ciudad de ritmo rápido, donde creadores y pensadores de todo el mundo aterrizaban porque además de estar de moda, lo que se cocinaba allí sabía muy rico. Tana quedó totalmente impresionada con la ciudad. En contraposición a su pueblo era un paraíso por aprender, descubrir, salir, entrar y seguir soñando. Tana vivía justo en frente del Liceo. Cuando se quemó, su compañera de piso llamó a la policía y los bomberos tardaron una hora en llegar. Querían el seguro para ampliarlo, eso lo sabía todo el mundo. En la Massana recibió clases de altísimo nivel y, cuando ocho años más tarde fue a Valencia, la carrera de Bellas Artes fue pan comido. Venir de la Barcelona de los 90 a pasar a una Valencia aburrida y parada, hizo que tuviese que recluirse y dedicar absoluto tiempo a formarse y a crear.

Orejas de burro, 2000.

Orejas de burro, 2000.

Dice ser feminista porque no se puede ser de otra manera. Ella, por ser mujer, tuvo que dejar su carrera en stand by en el momento de su gran florecer para irse al pueblo a cuidar a su madre enferma. Ella, por ser mujer, tuvo que anteponer los cuidados a su proyección. La primera vez que se pensó como feminista fue cuando en casas ajenas veía que el que hablaba y todos escuchaban no era el que más sabía, sino el hombre. En su casa decía el que tenía algo que decir. Su trayectoria personal y artística es fruto de todo lo bueno y malo que le ha pasado, y su ojo feminista, la reivindicación constante, le viene de la educación que le dio su padre.

Fin, 2013.

Fin, 2013.

Se ha sentido muy pintora, pero es una mujer que no para de evolucionar. Ahora vive ilustrando y con las nuevas tecnologías por bandera. Con el Photoshop consigue lo que manualmente antes le llevaba tres semanas. A Tana le interesa muchísimo, además de crear, el proceso que lleva a la creación en sí. Me habla de un término mágico, que estuvo investigando durante años, la “resiliencia”. Es la capacidad de volver al origen, de sobreponerse después de haber sido golpeado.

El arte es pura magia porque sale de ti, sale directo y con fuerza, de bien adentro de cada uno. Es una terapia, es la gran herramienta de expresión, consigue llegar bien lejos, tan lejos, a ese sitio donde las palabras aún andan en el camino.

PAGINA74 PAGINA63 PAGINA59 PAGINA43 PAGINA38 PAGINA30 PAGINA27 PAGINA12 PAGINA09

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *