Conjuros y cantos

 

Portada de Edén Barrena.

Portada de Edén Barrena.

 

 

The performative, understood as illocutionary, indicates reality, even transforms it, as a matter of course; it seeks to modify a situation, to have certain effects[…]We might also say that, just as the performative presupposes a referential field to act upon and transform, so it also seeks to transform that field in accord with wishes and desires that are carried in language, that precede and exceed the strategic intentions of the speaker.

 (Butler 1983:122)

 

 

El tiempo de escritura de Conjuros y Cantos estuvo acompañado por un juego más tierno y caprichoso con el lenguaje, y también por un volver a los libros de conjuros que ya me habían atrapado muchos años antes. Volver a los hechizos desde el presente de mis lecturas me hizo plantearme dos preguntas principales: ¿no era el conjuro el mejor ejemplo para lo que el filósofo del lenguaje J.L. Austin llamaba enunciados performativos o “hacer cosas con palabras”? y, considerando la gramática interna de los conjuros: ¿no funcionaban algunos poemas de forma muy similar al hechizo, con el efecto final de transformar el estado de las cosas a través del lenguaje?

Austin no consideraba los poemas como enunciados potencialmente performativos, a él le interesaban más los actos de habla que estaban mediados y legitimizados por instituciones de poder, como es el caso de su famoso ejemplo en el ritual matrimonial cuando el director de ceremonia pronuncia “yo os declaro marido y mujer”. A  mí, por otra parte, me interesan más aquellas situaciones de uso del lenguaje que no están directamente mediadas por las instituciones: En el poema la fuerza performativa opera principalmente a través de la lectora, y también podríamos decir que el éxito del hechizo no depende principalmente de la bruja-escritora (si hay una como intermediaria), sino de su capacidad para hacer que la participante-lectora incorpore y crea lo que está pronunciando. Un enunciado performativo es posible siempre que hay acuerdo; y hay acuerdo cuando las participantes del ritual mágico o de la lectura comparten un universo de significado.

Conjuros y Cantos no habla de una realidad que “es”; por el contrario, es un libro pensado para “hacer” la realidad en cada contacto con sus textos. Mi proyecto personal sobre este “hacer la realidad” implica, por supuesto, una resistencia a la “realidad dada” desde las revoluciones en las prácticas de significación que inauguran los feminismos, los estudios queer y las filosofías de los devenires.  Si como decía Ricoeur el lenguaje como sistema es virtual y existe fuera del tiempo, podemos añadir que el poema-hechizo existe en un presente total del cuerpo. Ocurre en la voz que da grano y materialidad de vida a las palabras; flota a su vez en un tiempo incierto y simbólico, la liminalidad del ritual. Cada texto de Conjuros y Cantos está escrito para “ser completado” en el acto performativo de la lectura. Sea esta privada o compartida, a viva voz o en resonancia interna, cada poema deja conscientemente espacios vacantes, vías de enganche para el deseo de la lectora, que es la última responsable de activar el poder transformador en las palabras que pronuncia.

Más información sobre el libro en la web de Kriller71.

 

 

 

 

Selección de poemas

 

YO ABRO TU PECHO CON MIS DIEZ DEDOS

Yo retiro la presión de las costillas

Hasta que tus pulmones se hinchan con gozo

Aumentan en tres su volumen

 

El aire que incorporas te hace levitar

Sobre las sábanas

Con la obstinación del corcho

Abandonas el fondo

Te impulsas hacia la superficie

 

Yo insuflo más aire desde tu ombligo

No cesa esa sed

Algunas burbujas de oxígeno se forman

Desatan tu risa

 

Ríes voces

Rastreo la genealogía de tus cantos

Yo te pregunto

Tú contestas:

Sobre las voces nada sé que pueda explicarse

 

Tómalo así por cierto

 

Tú me recoges y me llamas junto a ti

Diriges mi barbilla e introduces tu lengua

En esta boca de labios entreabiertos

Tú hablas dentro

Tú gimoteas y cantas dentro

Tú contestas:

Sobre las voces nada sé que pueda explicarse

Tómalo así por cierto

 

 

 

 

 

TÚ NO FUE SUFICIENTE Tú no era suficiente defensiva celosa digiriendo las palabras no dices no me señalas sueltas el referente arrojado luego de apretar la cuerda Tú no fue suficiente Tú no era suficiente mi Reina oh mi Arrebatadora mi pez de lomo plateado concha marina blindada como cofre como puerta que cela su perla su minúsculo premio de lágrima Tú no fue suficiente Tú no era suficiente probar con distintas palabras estertor caléndula mole melancolía Cuchillo ritual que se deja dentro mientras sin mayor escándalo toda la sangre ungüentaria de la oh tu Reina oh tu Arrebatadora tu pez de lomo plateado no da apenas más de sí boquea sin mayor escándalo pronuncia: Nosotras las nabíes y yo ahora creciendo en ti como una muerta un travesaño una mar viva yo justo pigmento en ti y ya carezco de voz para preguntarte señora ¿por qué tomaste mi sangre si ya yo no era suficiente? Ya yo no reina ya yo no arrebatadora pez de lomo plateado concha marina que cela su perla su minúsculo premio su muestra de mar viva en el vientre en el vientre en la boca

 

 

 

 

 

Llega llega  llega

Manda la burra blanca a mi amor desconfiado

Bórrame de sus malos sueños

despiértale al amanecer violetas

vasos de naranjada

Pasa  pasa  pasa

un puñado de adormidera

por sus tinieblas

aceite de hierba sabia

cuando dolor de huesos

mañanitas de santa juana

Llega  llega  llega

llévale la burra blanca

y triste  de mi amor

como si siempre

como si nunca

13414069_10207136181498950_926987895_n

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *