Poemas de María Bastarós

 

 

 

#AMIGAS I

 

A veces sueño

con la amiga feminista definitiva

 

La conoceré en una rave

se me acercará

sigilosa

con oscilantes pasos de Doctor Martens

y un trozo de pastilla en la mano

y me dirá:

 

Toma tía

un cuartito pa ti sola

como la Virginia Woolf

 

 

 

#PELUQUERÍA

 

 

Hoy he ido a la peluquería a que me arreglaran el desastre que me hice anteayer, demasiado entusiasmada, con la tijera de uñas de mi madre. Le he dicho a la peluquera de prácticas, iguálalo un poco, pero déjalo por delante más largo, como una escalera. Me he agenciado una revista horrorosa sobre gente con mucho dinero a la que no conozco, y al rato, he levantado la cabeza, y allí estaba, mi pelo tuerto, si un pelo puede ser eso, todo ahuecado hacia arriba, y he dicho oye, qué coño es esto, no es lo que quería, me has entendido fatal. Y la peluquera, apurada, ¿Cómo lo querías? Pues recto, pero como en diagonal, sin capas, y ella, sin capas, pero no entiendo entonces, ¿qué te gusta? ¿escalonado o sin capas? porque has dicho escalonado, y sin capas no sería escalonado, sería como una rampa, y yo, anda apáñamelo, aunque haya que cortar más, y ella, pero qué te gusta, el pelo decapado, para peinarlo con picos, con cera, ¿eso te gusta? O el pelo recto, con menos volumen, como la chica de esta foto. ¿Qué te gusta? Decía señalando la imagen con la voz temblorosa. No quiero volver a fastidiarlo, en serio ¿Qué te gusta? Y me miraba, muy nerviosa, tijeras en mano, con los ojos brillantes. ¿Qué te gusta? Y yo he observado mi reflejo, reflexionando con calma, diez largos segundos. Chica pues a mí, lo que de verdad me gusta, es ponerles farlopa en la polla, a los tíos, antes de follar. Así que, por esto del pelo, tampoco te des mucho mal.

 

 

 

#RUTINA

 

 

Llevas cinco años

con tu pareja

muy enamorada

Aunque físicamente

empieza a aburrirte un poco

la tibieza de lo ya cotidiano

La patilla larga

Las ojeras lilas

El mentón cuadrado

Y se te ocurre que tal vez

sería una buena idea

reclamar novedades

adornar la rutina con un bigote espeso

o un flequillo nuevo

o un tinte de pelo

 

 

Pero ¡NO!

Te dices

Eso no es amor

El amor no pide

el amor no exige

El amor sabe aguantar

las mismas patillas

toda una vida

 

Y te quitas

esa idea ingrata de la cabeza

No precisas

nada nuevo

en la cara del amado

 

¿Aunque sabes?

Podría ser guay

tirar un poquito

de la fuerza centrífuga

como si su rostro fuera una lavadora de carne y pelo ralo

Y si bien no pedir rasgos nuevos

Cambiar de sitio los existentes

a placer

 

Conforme con lo recibido

como un buen feligrés

Pero jugando

sólo a veces

un ratito

a ser DIOS

 

Y al no poder caer en el ejercicio de tu fantasía

empiezas a desarrollar una filia extraña

una atracción abstracta

por los muñecos Mister Potato

que encarnan ese dinamismo añorado

esa anarquía facial

esa renovación del deseo

 

Y pronto la cosa deja de ser tan abstracta

Y te ves inmersa en una espiral ridícula

Y acudes a tiendas de juguetes

a comprar recambios de Mister Potato

amparada en el anonimato

del pañuelo en la cabeza

y las gafas de sol tintadas

 

Y por la noche

mientras tu novio duerme

ejecutas atroces puzzles cubistas

sobre su cara

Y acabas amando más las piezas

y su apuesta por el cambio

que al propio novio

y las pegas en tus zonas erógenas

y les cuentas tus inquietudes y dilemas

 

Y todo eso

toda esa enfermiza movida con las piezas de Mister Potato

te acaba costando tu relación y tu trabajo

Y vagas por las calles sola, desnuda

forrada en piezas de plástico

no recomendadas para menores de tres años

 

Y sientes que te has metido en un agujero muy negro, muy jodido

por no haber reclamado a tiempo

la exultante novedad de un buen bigote

 

 

 

 

#AUTOCORRECTOR

 

Tienes tu primera cita

Cita de Tinder

Y quieres que salga bien

Que sea perfecta

Necesitas

DROGA

 

Y le dices al chico:

Píllame coca

Que es lo que más me mola meterme

Yo soy así

Así estoy de loca

 

Y el autocorrector

tiene un revés muy jodido:

 

Píllame caca

Que es lo que más me mola meterme

Yo soy así

ASÍ ESTOY DE LOCA

 

Y te quedas en shock

Mirando la pantalla

Has dicho CACA

Pasas de aclarar nada

 

Y el pobre tipo de Tinder

Intimidado

No quiere quedar mal

No quiere que parezca

que no sabe

lo que de verdad se mueve en la calle

 

Y aparece con una bolsa de heces

Heces humanas

No sabes cómo rechazarlas

– él está MUY BUENO –

Y te dices

—tía,

en el amor

hay que hacer sacrificios—

 

Y empezáis a pintaros rayas

con las heces

Y acabáis pasándolo guay

Y echando un polvazo

borrachos

de mierda

de amor

y de asco

 

Y en vuestras bodas de plata

te coges un ciego bien guapo

Muy de reírte de todo

Muy de apostar al milagro

 

Y en el apogeo etílico

en ese frenesí verbal incontrolado

le confiesas a tu hija:

 

En nuestra primera cita

Tu padre y yo

Esnifamos MIERDA

 

Y la niña

Que ya es adolescente

Que ya pilota en esto

del romance y sus ultrajes

te mira muy seria

suspira

y te dice:

 

Mamá

en el amor

o te llenas de mierda

o te vas sola a casa.

 

 

 

#PUBLICISTA 

 

 

Eres un publicista

de Campofrío

bien situado

y te meriendas

un Sol y Sombra

todos los días

en tu chaise-longe

de piel color camel

 

y pruebas

un poquitito

de tu nueva farlopa

de ésa de Galicia

que parece un pastillazo

de un buen after valenciano

 

y te sientes

conciliador

algo borracho

mareadito

la polla dura

en paz con el mundo

 

No sería

maravilloso

que todos fuéramos

así de felices

 

No sería

maravilloso

un anuncio

en el que la violencia policial

pareciera un beso

en la mejilla

de un niño cojo

con voz atiplada

 

Una mujer franquista

insultando a un rojo

que será fusilado

cuando den las doce

 

Una vegetariana

que se queda sin cena

y un matador

que se hace pajas

ante el lomo herido

del agonizante miura

 

Y todos ellos

tan contentos

tan felices

follándose fuerte

en una orgía

con luces navideñas

regalos bajo el árbol

turrón recién cortado

 

Y eres

una chavala

y un día

ves el anuncio

 

Y LO ENTIENDES

Y LO SABES

 

que es a ese tipo

al publicista

al que hay que llamar

pa pillar de la buena.

 

 

 

 

 

 

 

 

 Poemas de María Bastarós

Ilustraciones de Mr. Perfumme 

 

 

 

María Bastarós, activista feminista, historiadora del arte, conferenciante, redactora y fanzinera; promotora de la plataforma cultural feminista QuiénCoñoEs y editora de su fanzine homónimo y del femzine  Brochetas de Cosas Emocionantes. Ha ofrecido conferencias en centros como el CAAM en Las Palmas de Gran Canaria o la Universidad Complutense de Madrid, trabajado para el Museo Thyssen Bornemisza y colaborado con medios como Diagonal o Tentaciones, participa en el programa de radio de La Casa Encendida Academia Aquelarre y actualmente comisaría la exposición Muerte a los Grandes Relatos en la Sala Juana Francés de Zaragoza.

 

Mr.Perfumme es en realidad David Pascual Huertas, que es en realidad Igor Petrevich, un mercenario bielorruso homosexual que jugó el el Zenith de San Petersburgo durante los años noventa. Desde entonces ha publicado los libros de relatos El Satélite Ruso (Ediciones Encendidas 2011) y Eso Fue Lo Que Pasó (Malatesta 2015), ha escrito y codirigido las obras de teatro Una Pequeña Historia de Dolor y El Brazo Partido, es miembro del colectivo literario Hotel Postmoderno, y ha colaborado con la revista hispano/francesa Disparates. Además participa habitualmente en Slam Valencia y Valencia Spoken Word.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *