Lenny Letter: la newsletter feminista de Lena Dunham

 

lenny letter

Jenni Konner y Lena Dunham.

 

Lena Dunham, la creadora y protagonista de la ficción televisiva Girls, lanza un nuevo proyecto. Con la etiqueta de «feminista», Lena se embarca junto a Jenni Konner, productora de Girls, en un boletín informativo y de entretenimiento que hará las delicias de los fans de Lena. Verá la luz en septiembre y tendrá una periodicidad semanal, pero ya puedes suscribirte a esta newsletter que promete ser una de las cosas más entretenidas que nos va a traer la temporada. Así se describen en su webFeminism, style, health, politics, friendship and everything else from Lena Dunham and Jenni Konner.

La red nunca podrá sustituir al romanticismo del correo postal y sus posibilidades transformadoras. La mera llegada de una carta al buzón o de un cartero que toque a la puerta es capaz de despertarnos una fe que nunca se agota. Pero esta newsletter se presenta como una alternativa feliz al correo postal.

Portada de la web de Lenny Letter.

Portada de la web de Lenny Letter.

 

Quizá tú y yo podríamos seguir escribiendo cartas en lugar de emails, enviarlas a algún desconocido y esperar ansiosamente a que nos responda. Precisamente en la red ya existen otras iniciativas que hacen posible la magia de seguir escribiendo a mano. Una de ellas es More Love Letters, un portal con más de 10.000 usuarios registrados que envían cartas de amor a desconocidos y las dejan en lugares tan curiosos como vestuarios de institutos, libros de la biblioteca o bolsillos de abrigos, hasta que sus dueños regresen. Otra de ellas es Letters in the Mail, una iniciativa del portal estadounidense The Rumpus donde puedes suscribirte por seis dólares al mes y recibir mensualmente dos cartas fotocopiadas de escritores tan conocidos como Dave Eggers, Tao Lin, Nick Flynn o Cheryl Strayed. Algunas de ellas están escritas a mano por los propios autores y otras a máquina de escribir. La mayoría incluyen remite adonde enviar tu respuesta con sobre y sello. ¿Te atreves a recibir cartas en tu buzón virtual de la mismísima Lena Dunham?

Lena Dunham cuando era pequeña.

Lena Dunham cuando era pequeña.

Según cuenta el portal de noticias BuzzFeed, «un domingo por la mañana, Lena Dunham –en un descanso entre sesiones de fotografía para la quinta temporada de Girls y ejerciendo de acompañante de su joven prima para ir al concierto de Taylor Swift– estaba sentada en un restaurante de Brooklyn Heights hablando acerca de Lenny, la newsletter semanal para mujeres jóvenes que lanzará en septiembre junto con una de las productoras de Girls Jenni Konner. Lenny, dice Dunham, será un ejército de mujeres curiosas y con ideas intelectualmente similares que se quieren y que quieren traer un cambio, pero también saber cómo y dónde comprar la mejor falda tubo para el verano y que no se va a llevar todo tu sueldo». Algunas de las colaboradoras, además de las amigas famosas de la propia Dunham, serán Jessica Grose, ex-colaboradora de Jezebel y editora de Slate; Laia Garcia, escritora en Rookie y Doreen St. Félix, que ha escrito para PitchforkThe Hairpin, and BuzzFeed. El único hombre de la empresa será Benjamin Cooley, ex marido de Konner.

Captura de pantalla 2015-09-15 a las 14.47.39

Las editoras de «Lenny Letter» con la escritora feminista Roxane Gay, autora de «Bad feminist».

«Queremos a lectoras con intereses diversos. Gente que quiera hablar sobre política radical y también sobre moda y sobre Rihanna y entender por qué ocurren las cosas al mismo tiempo», dice Dunham. «No tengo ningún problema con que el feminismo se vuelva parte de la cultura pop. Me entusiasmé viendo cómo Beyoncé colocó la palabra «feminismo» frente al mundo. ¿Cómo puede herirnos eso? Pero al mismo tiempo, es un malentendido que la gente piense en el feminismo como algo exclusivo de la mujer. «Soy feminista porque soy mujer y punto». Y así no es cómo funciona». Para Dunham el feminismo tiene que ver con las mujeres y cómo se cuidan unas a otras, cómo se educan reconociendo que el feminismo consiste en dar a la mujer libertad para elegir aunque no estemos de acuerdo con sus decisiones.

A las chicas de Lenny Letter también les interesa la literatura. Aquí podemos ver algunas de sus recomendaciones:

Renata Adler

La genial Renata Adler que acaba de publicar en España Lancha rápida (Sexto Piso).

 

Elena Ferrante

Uno de los libros de la tetralogía de Elena Ferrante que con tanto cariño está editando Silvia Querini en Lumen.

 

Ariana Reines

La poesía de Ariana Reines que ya tuvimos en La tribu de Frida de la mano de Berta García Faet.

Si te suscribes ya a su Lenny Letter irás recibiendo semanalmente hasta su lanzamiento un adelanto de los contenidos. Justo acabamos de recibir en el buzón de La tribu de Frida un texto autobiográfico de Jenni Konner sobre el aborto de su madre antes del Caso Roe contra Wade, es el nombre del caso judicial por el cual se reconoció en 1973 el derecho al aborto inducido en Estados Unidos.

 ¿A qué esperáis para suscribiros? Aquí os dejamos un fragmento:

¿Por qué deberías preguntarle a tu madre por su vida antes de Roe?

Empieza con un email: «Hola, mamá. Creo que sabes que Lena y yo vamos a empezar una newsletter. Queremos hacer una historia sobre mujeres que han abortado antes de Roe contra Wade. ¿Tuviste alguno? 

Esta es la manera en la que mi madre y yo nos comunicamos. Simple. Directa. Ella respondió así: «Sí, en México. En mi cumpleaños. Quedé con un tío, sosteniendo mis gafas de sol en mi mano y conduciendo cientos de kilómetros hasta Ensenada. Estaba segura de que iba a morir. Pero todo salió bien». 

(…)

Mi madre compartió su historia con Lena y conmigo en su mesa del comedor, hablando cuidadosamente y riéndose de los detalles de su historia que parecen absurdos más de cincuenta años después. Ella trajo a su amiga Leah Appet, otra sabia y divertida escritora con otra historia sobre el aborto para compartir con nosotras, diferente en cuanto al tono de la de mi madre, pero compartiendo muchos de los detalles surrealistas. Con la misma fe ciega en un doctor sin nombre. Tomando la única decisión que podía tomar en aquel momento. Confiando en que se lo merecían. Ellas fueron muy generosas con su tiempo y palabras, tomándose pausas para recordar detalles borrosos. Por una vez, Lena y yo no tuvimos mucho que decir. Solo escuchamos y aprendimos. 

Hartley y Ginny de Alice Neel.

                                 Hartley y Ginny de Alice Neel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *